como hacer tye-die

Cómo Teñir Tu Ropa (Tie-Dye) en Casa: Dale a Esas Viejas Sudaderas una Mejora

Incluso antes de la pandemia de COVID-19, el tie-dye estaba teniendo un momento de alta moda; los remolinos psicodélicos estaban por todas las pistas del Fashion Week. La tendencia ha evolucionado de la alta moda a la “moda casera”, gracias a que los trajes deportivos de tie-dye, que se han convertido en el uniforme de cuarentena no oficial. No hay necesidad de derrochar en “ropa de lujo” para esta tendencia, porque se puede ver y hacer en casa.

Honestamente, puedes teñir cualquier cosa: Sudaderas, pantalones de chándal, calcetines, sábanas, camisas, incluso zapatos. Así que coge una prenda vieja, ¡y vámonos!

Paso 1: Reúne las Provisiones

Sugiero que consigas un kit de teñido, este incluye todo lo que necesitas y tiene 15 colores diferentes. Los artículos imprescindibles incluyen:

-Botellas para el tinte
-Guantes
-Tintura o lejía
-Ligas de goma

Paso 2: Prepara Tu Estación de Trabajo

La muerte por ataduras es una actividad complicada. Te sugiero que trabajes fuera, o en algún lugar como un garaje o un sótano sin terminar. Si lo haces dentro, asegúrate de poner toallas o plástico para proteger tu espacio.

Si un espacio exterior no es una opción, prueba con la bañera o la ducha.

Paso 3: Elige tu Diseño

Hay tantos remolinos y patrones diferentes cuando se trata de teñir. No hay respuestas equivocadas aquí, puedes probar con varios tonos, o atenerte a un solo color. La belleza del tie-dye es que los pasos básicos son los mismos sin importar el diseño que escojas. Una vez que hayas determinado los colores, la forma en que tuerzas, dobles y coloques las bandas de goma en tu camisa determinará el diseño.

Voy a explicar aquí la clásica espiral de una camiseta, porque no se puede superar lo clásico, pero siéntete libre de seguir estos pasos con tu propio diseño original o un patrón diferente.

El Clásico Espiral Tie Dye

Prepara el artículo: Empieza con una camiseta prelavada que aún esté húmeda, pero que no gotee. Coloca la camiseta en una superficie que pueda ensuciarse.

Retuerce la tela: Elige un lugar en el centro de la camisa. Pellizca la tela y gírala en un movimiento espiral. Continúa retorciendo la camisa hasta que parezca un rollo de canela.

Trabaja en tus bandas elásticas: Agarra tus gomas elásticas y envuélvanlas alrededor de la camisa, creando seis o más formas de cuña. Esto creará el diseño en espiral. La colocación de las bandas elásticas y la forma en que gires la camisa determinará el diseño final.

Tíñelo. Pónte unos guantes, toma tus botellas de tinte y aplica un color a cada cuña.

Deja que el color se asiente: La camisa necesita sentarse para absorber el tinte. Pon tu camisa en una bolsa Ziploc durante 8 a 24 horas (cuanto más tiempo se asiente el tinte, más intenso será el color).

Enjuágala. Después de dejar que tu camisa se empape, es hora de enjuagarla bajo agua fría. Enjuaga hasta que el agua se vuelva clara. Retira las bandas de goma y enjuaga de nuevo.

Lávala. Aún quedará algo de tinte en tu camisa. Arrójala en la lavadora, pero sepárala de tu otra ropa.

Déjala secar. Finalmente deja que la camisa se seque. Puedes tirarla en la secadora o colgarla para que se seque.

¡Ya está! ¡VOILA! Disfruta de tu nuevo artículo teñido!

Posts created 20

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top